Magnífica canción interpretada por la cantante turca  de origen suizo Bendeniz. Su ritmo es tan adictivo que si no andas con ojo acabas meneando cadera por el pasillo..

Como curiosidad os contaré que la muchacha hizo sus pinitos en la liga de fútbol profesional femenino turca, a que mola?

Vía

Anuncios