Hermosa y melancólica canción del cantante kurdo Ibrahim Rojhilat. Cuando uno vuelve al hogar donde nació cada hueco, cada rincón parecen atravesarte el alma en una amarga reflexión sobre el paso del tiempo.

Vía – Facebook

Anuncios