Más parecida a lo que sería una Mina del siglo XXI que a una Ammy Winehouse italiana, la cantante Nina Zilli comenzó su carrera influenciada por el punk y rock de los setenta y completó su formación estudiando piano y  canto lírico en el conservatorio.

Tras pasar un par de años en los EE.UU. se decantó por el neosoul muy influida por el R & B, los sonidos Motown  sin olvidar la influencia de la música italiana de los años 60.

VíaWeb

Anuncios